Abogado o mediador

¿Para mi problema es mejor un mediador o un abogado?

La controversia de todos los días ¿el Mediador y el Abogado son contrarios, incompatibles, tengo que elegir uno u otro para mi asunto, y cómo saber que me beneficia más?

abogado o mediador

La cierto es que tanto el abogado como el mediador comparten el mismo objetivo: solucionar conflictos, sin embargo lo hacen a través de vías y métodos de trabajo distintos, que a continuación explicaré para resolver dudas.

 

El abogado lo hace por medio del asesoramiento jurídico, y ejerce la defensa en los procesos judiciales o en los procedimientos  administrativos de su cliente. Por su parte, el mediador, media (facilita el dialogo) entre dos o más partes para que las personas involucradas lleguen a un acuerdo beneficioso para ambas de manera extrajudicial.

Acudir a un u otro profesional dependerá realmente del tipo de problema y la actitud de quienes están involucrados a la hora de abordarlo.


Sin embargo, ambos profesionales, abogado y mediador pueden convertirse en piezas complementarias en la solución de controversias.


Debido a que el mediador guía a los involucrados a resolver los conflictos por sí mismos, hay quienes piensan que esto quita trabajo y clientela a los abogados. Pero realmente no es así, cada uno desempeña un rol importante para la resolución de los problemas.

Si bien, la mediación busca la resolución de conflictos evitando la vía judicial puede recurrir un abogado. Ya que pueden prestar asesoramiento jurídico a las partes y asesorar a las mismas durante el proceso de mediación para que firmen un acuerdo acorde a los intereses de las partes y que sea ajustado a la legalidad.


Igualmente en un caso legal, la mediación puede ser necesaria para la comunicación entre las partes, así como también para llegar a un acuerdo pacífico que beneficie a ambas partes por igual.

El papel de los abogados en la mediación

Muchos suelen preguntar si ¿Es necesario que en un proceso de mediación intervenga un abogado? Y la respuesta es no, no es necesario ni obligatorio pero siempre son bienvenidos.
Es muy común que se recurra a un abogado en el proceso de mediación con la intención de tener asesoramiento, para estudiar las posibles vías de resolución y, en caso de acuerdo, analizar cada parte del documento antes de su firma.

El acuerdo al que se llega luego de la mediación cuenta con la misma validez que una sentencia si se eleva a escritura pública ante Notaria o se solicita su homologación judicial. Es por ello que, si alguna de las partes incumple el contrato se puede optar por la vía judicial y solicitar su cumplimiento—para la que se necesita un abogado— para reclamar. De esta manera, mediador y abogado se complementan.

Abogado o mediador

El objetivo de un abogado y un mediador

El objetivo principal de la mediación es poder resolver el conflicto de una forma pacífica, rápida, eficiente, y sin tener que ir a un tribunal. Para un abogado, es solucionar el problema de su cliente de manera que salga beneficiado este.

abogado o mediador

En los casos de mediación es vital que quienes estén involucrados tengan la disposición de llegar a un acuerdo. El mediador facilitará el dialogo para que ambas partes lleguen al acuerdo que mejor les beneficia a ambas. Aparentemente pueda parecer que hay que realizar diferentes cesiones, pero esto no es siempre así, ya que el mediador conoce diferentes técnicas y herramientas para que a través de la comunicación y las preguntas las partes puedan ir valorando cual es la mejor opción para cada una de ellas, y finalmente, el acuerdo sea satisfactorio para todas las partes, es decir, la sensación final es de que ambos ganan.

En los casos legales, es de vital importancia que el cliente tenga total confianza con el abogado para contarle todos los puntos del conflicto. De esta manera el defensor podrá desarrollar una estrategia que haga que la  resolución del problema este a su favor, aunque es cierto, que la decisión sobre el asunto no está en manos del abogado, sino del juez, por lo que se deja en manos de un tercero la solución del conflicto.

A diferencia de los casos judiciales, en la mediación no se habla que hay vencedores ni vencidos, pues ambas partes son ganadores. Ya que, se llega a un acuerdo que ellos mismos han decidido, se da una solución al conflicto que beneficia a las partes participantes.

La mediación en procesos legales

En algunos casos legales la mediación puede ser solicitada durante un proceso judicial. En temas civiles, la decisión sobre el acuerdo está a disposición de las partes, es decir, ellas por si mismas pueden decidir como resolver su problema. Es por ello, que teniendo en cuenta el colapso de la justicia, la lentitud en resolver con sentencia y que sea un tercero quien resuelve, a muchas de las partes les parece finalmente más interesante sentarse a mediar para encontrar una solución real que termine en acuerdo y que sea cumplido. (Recordemos que en más del 60% de las sentencias,

las partes deben pedir su cumplimiento).

En las sesiones de mediación se busca que las partes involucradas se escuchen y se entiendan, y en ocasiones lenguaje jurídico puede resultar confuso. Sin embargo, cualquier duda jurídica o asesoramiento que requiera una de las partes, puede acudir a su abogado, para que sea este quien la solucione.

En estos casos la figura del abogado es fundamental y complementaria a la del mediador. Porque mientras uno guía a las partes para encontrar un punto de interés común, el otro los asiste para saber qué consecuencias tienen los acuerdos a los que está llegando.

El abogado mediador y la resolución de conflictos

Cada vez es más frecuente el uso de la mediación para resolver conflictos, es por ello que muchos abogados se han preparado como expertos en mediación.

Un abogado mediador tiene como fin ayudar a las personas involucradas en el conflicto llegar a un acuerdo. Un abogado en calidad de mediador se aleja de emitir un juicio, esta no es su labor. Pero las partes deben estar en toda la disposición de avanzar hacia un entendimiento oportuno.

De igual forma el abogado mediador no impone sus propias soluciones, sino que su función es guiar a los involucrados a encontrar por ellos mismo, una solución justa, y con bases judiciales.

Es por ello que es más común que en los procesos judiciales se busquen mediación entre las partes. Además este tipo de mediaciones se pueden extender en diferentes ámbitos del derecho como, derecho penal, derecho de familia, derecho laboral, entre otros.

abogado o mediador
conflictos de herencia

Conflictos de herencia

¿Por qué resolver conflictos de herencia por mediación? Los conflictos de herencia suelen ser la causa más común por los que en las familias se

Leer más »

Puedes seguirme en IG

Y si tienes dudas, escríbeme

¿Te ha gustado éste artículo?

Te invito a que lo compartas, para que llegue a más gente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Noemi Boned Nuñez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a raiola networks que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies.    Configurar y más información
Privacidad